Cuentos de la arquitectura: ley de propiedad horizontal arquitectura sin ruina Report as inadecuate




Cuentos de la arquitectura: ley de propiedad horizontal arquitectura sin ruina - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

ARQ 2001, (49)

Author: Patricio Mardones Hiche

Source: http://www.redalyc.org/


Teaser



ARQ ISSN: 0716-0852 revista.arq@gmail.com Pontificia Universidad Católica de Chile Chile Mardones Hiche, Patricio Cuentos de la arquitectura: ley de propiedad horizontal arquitectura sin ruina ARQ, núm.
49, diciembre, 2001, p.
72 Pontificia Universidad Católica de Chile Santiago, Chile Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=37504932 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto 72 Fotografías de Danilo Martic V. Anexos Cuentos de la arquitectura Cuentos de la arquitectura Se inicia una sección: Enviar colaboraciones, máximo 800 palabras N.
del E. Ley de Propiedad Horizontal Arquitectura sin Ruina de Patricio Mardones Hiche “Artículo 6.1.11.- Las fachadas de un mismo edificio, cuyos vanos se enfrentan, deberán conservar una distancia mínima de 6 m. Cuando los vanos enfrentan una fachada sin vanos, dicha distancia podrá reducirse hasta 3 m.
Esta última posibilidad también será aplicable cuando se enfrenten fachadas con vanos, siempre que estos últimos no se enfrenten entre sí y estén distanciados en proyección horizontal en una medida a lo menos igual al ancho menor de los vanos citados.” 1 Septiembre de 1999.
El último taller del milenio y toda la euforia de los números que significan algo.
Por eso hacía sentido leer en el programa de tareas y encargos del semestre la frase: “(.) intervenir el piso 100 de una de las Torres negras (.)” No estaba mal como comienzo. En uno de los extremos de la isla -el primer pedazo de tierra visible desde la bahía- las Torres daban la bienvenida a los viajeros: dos dedos a contraluz apuntando al cielo, extrusiones del trazado rigurosamente regular de la ciudad. Después de dos semanas de preparativos y discusio...





Related documents