Discurso de investidura como Doctor Honoris Causa del Profesor Doctor D. Mariano PesetReport as inadecuate




Discurso de investidura como Doctor Honoris Causa del Profesor Doctor D. Mariano Peset - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

Contributor: Universidad Carlos III de Madrid

Issued date: 2002-10-02

Keywords: Discursos

Description:Nombrado Doctor Honoris Causa en el acto de apertura del día 2 de octubre de 2002





Author: Peset, Mariano

Source: http://e-archivo.uc3m.es


Teaser



Universidad Carlos III de Madrid Repositorio institucional e-Archivo http:--e-archivo.uc3m.es Documentación institucional Doctores Honoris Causa 2002-10-02 Discurso de investidura como Doctor Honoris Causa del Profesor Doctor D. Mariano Peset Peset, Mariano http:--hdl.handle.net-10016-8616 Descargado de e-Archivo, repositorio institucional de la Universidad Carlos III de Madrid Discurso de investidura como Doctor Honoris Causa del Profesor Doctor D.Mariano Peset Nombrado Doctor Honoris Causa en el acto de apertura del día 2 de octubre de 2002 AUTONOMÍA Y LIBERTAD DE CÁTEDRA DOS SIGLOS DE HISTORIA UNIVERSITARIA Si evocamos las universidades de la edad moderna, hasta los siglos contemporáneos, encontramos en ellas una organización y unos saberes muy lejanos a nuestros días.
Administraban rentas propias y sus poderes ¾sus rectores y claustros¾ gozaban de cierta autonomía o posibilidad de decisión.
Salamanca estuvo presidida hasta el XVIII por un rector escolar, que se elegía cada año por el claustro de consiliarios, también estudiantes.
Los claustros plenos de maestros y doctores acordaban estatutos o normas académicas; incluso cuando un visitador o inspector del rey reformaba, los nuevos estatutos eran sometidos a la corporación de doctores y escolares.
El visitador consultaba y designaba una comisión de doctores, establecían unas normas, que aprobaba o rechazaba el claustro, y después el consejo de Castilla aceptaba, o a veces introducía modificaciones ¾sobre todo a partir del siglo XVII¾[1].
Por tanto, nombraban sus rectores y tenían autonomía o capacidad de establecer o aprobar estatutos, con aprobación del monarca. En otras universidades poseían menor fuerza los escolares, los profesores y doctores; aunque se reuniesen en claustros no gozaban apenas de poder ¾sólo en sus lecciones y en los exámenes de grado¾.
Las universidades de las órdenes regulares, las dominicas de Avila y Almagro estaban sujetas al prior y al convento, l...





Related documents