El testamento del licenciado cristóbal de heredia, administrador de góngora Report as inadecuate




El testamento del licenciado cristóbal de heredia, administrador de góngora - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

Nueva Revista de Filología Hispánica 2013, LXI (1)

Source: http://www.redalyc.org/


Teaser



Nueva Revista de Filología Hispánica ISSN: 0185-0121 nrfh@colmex.mx El Colegio de México, A.C. México EL TESTAMENTO DEL LICENCIADO CRISTÓBAL DE HEREDIA, ADMINISTRADOR DE GÓNGORA Nueva Revista de Filología Hispánica, vol.
LXI, núm.
1, 2013, pp.
99-145 El Colegio de México, A.C. Distrito Federal, México Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=60246659004 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto EL TESTAMENTO DEL LICENCIADO CRISTÓBAL DE HEREDIA, ADMINISTRADOR DE GÓNGORA A Joaquín Roses Cristóbal de Heredia es uno de los puntales de la vejez de don Luis de Góngora.
Si no fuera por eso, nada seguramente habría trascendido de su persona.
Se nos aparece en penumbra: para nosotros es el mudo destinatario epistolar en quien el poeta, acorralado por la penuria, deposita confidencias y esperanza; es el riguroso gestor de su bolsa.
Más allá de la órbita de don Luis, Heredia no existe.
El hombre a quien Góngora estimó, necesitó y apremió como a un hermano es un misterio. Y sin embargo, de su paso por esta tierra no es parvo el rastro que ha quedado.
Por la naturaleza de sus actividades, Cristóbal de Heredia frecuentó las notarías, y eso nos lo pone al alcance.
En las de la ciudad de Córdoba lo hallamos a menudo. La última vez, el 14 de diciembre de 1625, ante el escribano del oficio 12, Andrés Rodríguez de la Cruz.
Esa hubo de ser la postrera ocasión en que otorgara una escritura pública.
En el lecho de muerte, Cristóbal de Heredia ordena sus asuntos celestiales y terrenos del modo más expeditivo posible: apoderando a un pariente y a un amigo para testar en su nombre (infra, núm.
1).
Señala asimismo albaceas, herederos y sepultura.
Sin improvisar: todo...





Related documents