Bram Stocker - DraculaReport as inadecuate




Bram Stocker - Dracula - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

Libro para leer online o descargar PDF - Bram Stocker - Dracula

Fuente:

Source: http://www.dominiopublico.es/


Teaser



Bramh Storker BRAM STOKER DRÁCULA 2 Bramh Storker DRÁCULA Abraham Stoker I.- DEL DIARIO DE JONATHAN HARKER Bistritz, 3 de mayo.
Salí de Münich a las 8:35 de la noche del primero de mayo, llegué a Viena a la mañana siguiente, temprano; debí haber llegado a las seis cuarenta y seis; el tren llevaba una hora de retraso.
Budapest parece un lugar maravilloso, a juzgar por lo poco que pude ver de ella desde el tren y por la pequeña caminata que di por sus calles.
Temí alejarme mucho de la estación, ya que, como habíamos llegado tarde, saldríamos lo más cerca posible de la hora fijada.
La impresión que tuve fue que estábamos saliendo del oeste y entrando al este.
Por el más occidental de los espléndidos puentes sobre el Danubio, que aquí es de gran anchura y profundidad, llegamos a los lugares en otro tiempo sujetos al dominio de los turcos. Salimos con bastante buen tiempo, y era noche cerrada cuando llegamos a Klausenburg, donde pasé la noche en el hotel Royale.
En la comida, o mejor dicho, en la cena, comí pollo preparado con pimentón rojo, que estaba muy sabroso, pero que me dio mucha sed.
(Recordar obtener la receta para Mina).
Le pregunté al camarero y me dijo que se llamaba -paprika hendl-, y que, como era un plato nacional, me sería muy fácil obtenerlo en cualquier lugar de los Cárpatos.
Descubrí que mis escasos conocimientos del alemán me servían allí de mucho; de hecho, no sé cómo me las habría arreglado sin ellos. Como dispuse de algún tiempo libre cuando estuve en Londres, visité el British Museum y estudié los libros y mapas de la biblioteca que se referían a Transilvania; se me había ocurrido que un previo conocimiento del país siempre sería de utilidad e importancia para tratar con un noble de la región.
Descubrí que el distrito que él me había mencionado se encontraba en el extremo oriental del país, justamente en la frontera de tres estados: Transilvania, Moldavia y Bucovina, en el centro de los montes Cá...






Related documents