Joyce, James - UlisesReport as inadecuate




Joyce, James - Ulises - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

Joyce, James - Ulises. Libro para leer y descargar en PDF. Fuente: 10millibrosparadescargar.com


Teaser



James Joyce Ulises ÍNDICE Episodio 1.
«Telémaco» Episodio 2.
«Néstor» Episodio 3.
«Proteo» Episodio 4.
«Calipso» Episodio 5.
«Lotófagos» Episodio 6.
«Hades» Episodio 7.
«Eolo» Episodio 8.
«Lestrigones»» Episodio 9.
«Escila y Caribdis»» Episodio 10.
«Las Rocas Errantes» Episodio 11.
«Las Sirenas» Episodio 12.
«El cíclope» Episodio 13.
«Nausica» Episodio 14.
«Los Bueyes del Sol»» Episodio 15.
«Circe»» Episodio 16.
«Eumeo»» Episodio 17.
«Ítaca» Episodio 18.
«Penélope»» 1 MAJESTUOSO, el orondo Buck Mulligan llegó por el hueco de la escalera, portando un cuenco lleno de espuma sobre el que un espejo y una navaja de afeitar se cruzaban.
Un batín amarillo, desatado, se ondulaba delicadamente a su espalda en el aire apacible de la mañana.
Elevó el cuenco y entonó: -Introibo ad altare Dei. Se detuvo, escudriñó la escalera oscura, sinuosa y llamó rudamente: -¡Sube, Kinch! ¡Sube, desgraciado jesuita! Solemnemente dio unos pasos al frente y se montó sobre la explanada redonda.
Dio media vuelta y bendijo gravemente tres veces la torre, la tierra circundante y las montañas que amanecían.
Luego, al darse cuenta de Stephen Dedalus, se inclinó hacia él y trazó rápidas cruces en el aire, barbotando y agitando la cabeza.
Stephen Dedalus, molesto y adormilado, apoyó los brazos en el remate de la escalera y miró fríamente la cara agitada barbotante que lo bendecía, equina en extensión, y el pelo claro intonso, veteado y tintado como roble pálido. Buck Mulligan fisgó un instante debajo del espejo y luego cubrió el cuenco esmeradamente. -¡Al cuartel! dijo severamente. Añadió con tono de predicador: -Porque esto, Oh amadísimos, es la verdadera cristina: cuerpo y alma y sangre y clavos de Cristo.
Música lenta, por favor.
Cierren los ojos, caballeros.
Un momento.
Un pequeño contratiempo con los corpúsculos blancos.
Silencio, todos. Escudriñó de soslayo las alturas y dio un largo, lento silbido de atención, l...





Related documents