James, Henry - Lo realReport as inadecuate




James, Henry - Lo real - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

James, Henry - Lo real. Libro para leer y descargar en PDF. Fuente: 10millibrosparadescargar.com


Teaser



LIBROdot.com HENRY JAMES LO REAL (The Real Thing, 1889) 1 Cuando la esposa del conserje, que solía contestar el timbre, anunció «Un caballero y una dama, señor», tuve, como me sucedía a menudo por esos días -el deseo es padre del pensamiento- la intuición inmediata de que debía tratarse de modelos.
Modelos eran en este caso mis visitas, pero no en el sentido en que lo habría preferido.
Sin embargo en principio no había nada que indicara que no venían por un retrato.
El caballero, un hombre de unos cincuenta años, alto y erguido, con un bigote levemente antiguo y un saco de calle de color gris oscuro, que le sentaba muy bien, cosas ambas en las que noté a un profesional -no a un barbero ni a un sastredebieron haberme impactado tanto como lo hubiera hecho una celebridad, si es que las celebridades impactan. Era un hecho del que me había hecho consciente desde hacía algún tiempo, que un ser con una imponente apariencia física casi nunca resultaba ser, podría decirse, una figura pública.
Una mirada a la dama me ayudó a recordar esta paradójica ley: lucía igualmente demasiado distinguida como para tratarse de una «personalidad». Más aún, apenas si era posible encontrar dos casos así al mismo tiempo. Ninguno de los dos habló inmediatamente; sólo prolongaron la observación preliminar como sugiriendo que cada uno quería darle al otro la oportunidad.
Eran visiblemente tímidos; se quedaron allí de pie esperando que los hiciera entrar, lo que, después me di cuenta, era lo más práctico que pudieron haber hecho.
De este modo su confusión servía a su causa.
Yo había visto gentes dolorosamente esquivas a mencionar que deseaban algo tan concreto como verse representados en una tela; pero los escrúpulos de mis nuevos conocidos resultaban casi invencibles.
Si al menos el caballero hubiera dicho «Quisiera un retrato de mi esposa», y la señora, «Quisiera un retrato de mi marido».
Tal vez no eran marido y mujer, y esto naturalmente haría la...





Related documents