Bester, Alfred - %a1Tigre! %a1Tigre!Report as inadecuate




Bester, Alfred - %a1Tigre! %a1Tigre! - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

Bester, Alfred - %a1Tigre! %a1Tigre!. Libro para leer y descargar en PDF. Fuente: 10millibrosparadescargar.com


Teaser



¡TIGRE! ¡TIGRE! Alfred Bester Alfred Bester Título original: Tiger! Tiger! Traducción: Sebastián Martínez © 1955 by Alfred Bester © 1981, Ediciones Martínez Roca, S.A. Gran vía 774 - Barcelona I.S.B.N.
150-014-816-5 Edición digital de J.M.Rivas Bernárdez R6 07-02 A Truman M.
Tatley PARTE 1 ¡Tigre! ¡Tigre! Ardiendo brillante en los bosques de la noche, ¿qué inmortal mano u ojo podrá reflejar tu terrible simetría? BLAKE. PRÓLOGO Era una Edad de Oro, una época de grandes aventuras, de vidas frenéticas y muertes violentas...
pero nadie pensaba en ello.
Era un futuro de fortunas y robos, pillaje y rapiña, cultura y vicios...
pero nadie lo admitía.
Era una época de posturas extremas, un fascinante siglo de rarezas...
pero a nadie le gustaba. Todos los mundos habitables del sistema solar estaban ocupados.
Tres planetas y ocho satélites y once billones de personas llenaban una de las edades más interesantes jamás conocidas y, sin embargo, las mentes todavía añoraban viejos tiempos, como siempre.
El sistema solar era un hormiguero de actividad...
luchar, alimentarse, procrear, aprender las nuevas tecnologías que aparecían casi antes de que se hubiesen dominado las antiguas, prepararse para la primera exploración a las lejanas estrellas del profundo espacio; pero... -¿Dónde están las nuevas fronteras?-, gritaban los románticos, sin saber que la frontera de la mente se había abierto en un laboratorio situado en Calisto hacia el inicio del siglo veinticuatro: un investigador llamado Jaunte prendió fuego a su banqueta y a sí mismo (accidentalmente), y lanzó un alarido pidiendo socorro con una particular referencia a un extintor de incendios.
La sorpresa de Jaunte fue casi tan grande como la de sus colegas cuando se halló al lado de dicho extintor, a veinte metros de distancia de la banqueta incendiada. Se olvidaron de Jaunte y se introdujeron en los comos y porqués de su viaje instantáneo de veinte metros.
La teleportación - el ...






Related documents