Ancízar, Manuel - Peregrinación de Alpha: por las Provincias del Norte de la Nueva Granada, en 1850-51 - betulia san vicente y zapatocaReport as inadecuate




Ancízar, Manuel - Peregrinación de Alpha: por las Provincias del Norte de la Nueva Granada, en 1850-51 - betulia san vicente y zapatoca - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

Ancízar, Manuel - Peregrinación de Alpha: por las Provincias del Norte de la Nueva Granada, en 1850-51 - betulia san vicente y zapatoca - 8 Literatura y retórica - Literature - Fuente: Biblioteca de la Presidencia de Colombia


Teaser



Betulia, San Vicente i| Zapatoca CAPITULO XIV No hace mucho que la fundación de Betulia, dos leguas tres quintos al norte de Zapatoca, interrumpió con su modesto caserío la continuación del desierto que por este lado, como a la banda oriental, se extendía indefinidamente.
La existencia de aquel pueblo, cabeza de distrito que hoy cuenta 1.800 habitantes, se debe al presbítero Guarín, su actual cura y benefactor, sacerdote anciano y virtuoso, cuya útil vida forma contraste con la indolente y vulgar de otros párrocos, y es una elocuente censura de la mala conducta que la mayor parte de ellos observan en esta provincia.
Betulia está situada en la meseta de un grupo de grandes cerros, a 1.849 metros de altura sobre el mar, con 18° centígrados de temperatura, suelo enjuto y aires puros.
La población es blanca, vigorosa, de costumbres patriarcales y enteramente consagrada a las tareas agrícolas, atenta con los forasteros, llena de respetuoso cariño hacia su buen cura, quien sostiene una escuela en donde 10 niños aprenden las primeras letras con mejor éxito que en otras, más llenas de vano aparato que del verdadero espíritu de enseñanza.
Para graduar la bondad moral de los betulianos, bastará saber que en los últimos doce meses (de mayo de 1849 a mayo de 1850) hubo 16 matrimonios y 63 nacimientos, de los cuales sólo 5 ilegítimos, es decir, el 7,3 por 100, cifra mínima que ningún otro pueblo del Socorro presenta.
La población tuvo en dicho tiempo un aumento de 45 individuos, que es el 2,5 por ciento respecto del número total de habitantes, el cual, siguiendo esta progresión, como la seguirá en aquella comarca sobremanera sana y abundante, quedará duplicada dentro de veinticinco años, pues que los fallecimientos de párvulos y adultos son raros. Nada de particular ofrece Betulia a los ojos del viajero, salvo un grupo de sepulturas antiguas, cuyas señales se ven allí cerca, prueba de que en tiempos remotos existió algún pueblo de indios...






Related documents