Pensamientos de john wesley iniciador del movimiento metodista Report as inadecuate




Pensamientos de john wesley iniciador del movimiento metodista - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

Invenio 2008, 11 20

Source: http://www.redalyc.org/


Teaser



Invenio ISSN: 0329-3475 seciyd@ucel.edu.ar Universidad del Centro Educativo Latinoamericano Argentina Pensamientos de John Wesley Iniciador del Movimiento Metodista Invenio, vol.
11, núm.
20, junio, 2008, p.
159 Universidad del Centro Educativo Latinoamericano Rosario, Argentina Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=87702015 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto invenio 20.qxp 16-5-08 00:53 Page 159 PENSAMIENTOS DE JOHN WESLEY Iniciador del Movimiento Metodista Dinero y salud1 “Las instrucciones necesarias para ello pueden ser reducidas a reglas sencillas… La primera de estas reglas sencillas es gana todo lo que puedas.
Aquí pudiéramos hablar como los hijos del mundo.
Hablemos en su propio terreno.
Y es nuestra responsabilidad hacerlo.
Debemos ganar todo lo que puedas adquirir, sin excesos desmedidos en el costo, sin pagar más que lo necesario.
Pero de hecho no debemos hacer esto: no debemos obtener dinero a expensas de la vida; tampoco (que en efecto redunda en lo mismo) a expensas de nuestra salud.
Por lo que ninguna ganancia debe, de manera alguna, inducirnos a participar o continuar en cualquier clase de labor que sea de esa naturaleza o que esté acompañada de tan arduo trabajo, o por tan largas jornadas, que dañen nuestra constitución física.
Tampoco debemos principiar o continuar en ningún negocio que nos prive de los debidos tiempos para comer y dormir en la proporción que requiera la naturaleza… Cualquier motivo sea lo que la razón o la experiencia demuestran ser destructivo a nuestra salud o fuerzas, no nos sometamos a ello, sabiendo que la vida es más valiosa que la comida, y el cuerpo que el vestido (Luc.
12,23). Y, si ya laboramos en un ...





Related documents