Esbozo del disparate intelectual Report as inadecuate




Esbozo del disparate intelectual - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



El hombre es un animal racional -o, por lo menos, así se me ha dicho-. En el transcurso de una larga vida he buscado diligentemente pruebas en favor de esta afirmación, pero hasta ahora no he tenido la buena suerte de toparme con ellas, aunque las busqué en muchos países esparcidos en tres continentes. Por el contrario, he visto a grandes naciones, antiguamente dirigentes de la civilización, descarriadas por predicadores de ampulosas tonterías. Tomado del libro Ensayos Impopulares 1950.

Tipo de documento: Artículo - Article

Palabras clave: Filosofía; Russell, Bertrand, 1872-1970; Ensayos Impopulares, 1950





Source: http://www.bdigital.unal.edu.co


Teaser



Bertrand Bussell Esbozo del disparate intelectual El hombre es un animal racional -o, por lo menos, así se me ha dicho--.
En el transcurso de una larga vida he buscado diligentemente pruebas en favor de esta afirmación, pero hasta ahora no he tenido la buena suerte de toparme con ellas, aunque las busqué en muchos países esparcidos en tres continentes.
Por el contrario, he visto a grandes naciones, antiguamente dirigentes de la civilización, descarriadas por predicadores de ampulosas tonterías.
He visto la crueldad, la persecución y la superstición aumentando a saltos y brincos, y hemos llegado ya al punto en que la loa a la racionalidad se considera como señal de que un hombre es un viejo oscurantista, lamentable sobreviviente de una era pasada.
Todo ello resulta deprimente, pero la melancolía es una emoción inútil.
A fin de escapar a ella, me he visto obligado a estudiar el pasado con mayor atención de lo que anteriormente le dediqué, y he descubierto, como lo descubrió Erasmo, que la locura es eterna y que, sin embargo, la raza humana ha sobrevivido.
Las locuras de nuestra época resultan más fáciles de soportar cuando se las contempla contra el fondo de las locuras pasadas.
En lo que sigue mezclaré las tonterías de nuestros días con las de los siglos anteriores.
Quizás el resultado pueda ayudar a ver a nuestro tiempo en perspectiva, y a no considerarlo peor que otras edades por las que pasaron nuestros antepasados sin llegar al desastre final. Aristóteles, por lo que sé, fue el primer hombre en proclamar explícitamente que el hombre es un animal racional.
El motivo que tenía para esta opinión no parece ahora muy impresionante.
Pensaba que hay tres clases de almas: el alma vegetal que poseen todas las cosas vivientes, tanto plantas como animales y que se preocupa sólo de la alimentación y del crecimiento; el alma animal, dedicada a la locomoción, y compartida por el hombre con los animales inferiores; y, finalmente, el alma racional...






Related documents