El filósofo rafael carrillo Report as inadecuate




El filósofo rafael carrillo - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Este trabajo ofrece un boceto biográfico de Rafael Carrillo, el primer director del Insituto de Filosofia y Letras de la Universidad Nacional de Colombia. Expone por primera vez el desarrollo de su obra y el contexto histórico-social que circundó su labor docente y organizativa. Se ha puesto especial cuidado en el uso de fuentes primarias que sirvan para futuros estudios sobre el desarrollo de la filosofía en Colombia.

Tipo de documento: Artículo - Article





Source: http://www.bdigital.unal.edu.co


Teaser



El fílósofo Rafael Carrillo GONZALO CATAÑO Universidad Pedagógica Nacional Resumen Este trabajo ofrece un boceto biográfico de Rafael Carrillo, el primer director del Insituto de Filosofia y Letras de la Universidad Nacional de Colombia.
Expone por primera vez el desarrollo de su obra y el contexto histórico-social que circundó su labor docente y organizativa.
Se ha puesto especial cuidado en el uso de fuentes primarias que sirvan para futuros estudios sobre el desarrollo de la filosofía en Colombia. Abstract This paper offers a biographical sketch of Rafael Carrillo, the first director of the Instituto de Filosofia y Letras ofthe National University of Colombia.
It expounds for the first time the development of his work an the social and historical context that surrounded his educational and organizational achievements.
Special care has been taken to consult firsthand sources that may be useful for future investigation on the development of philosophy in Colombia. Como todos los que no fueron sus alumnos, conocí al filósofo Rafael Carrillo en los cafés bogotanos.
Allí pasó los mejores momentos de su vida.
Todos los días, salvo que estuviera enfermo, llegaba al establecimiento, se sentaba en el lugar más discreto —nunca en el centro de la sala—, pedía un café y abría las páginas del diario.
Arribaba entre las diez y las once de la mañana y se retiraba hacia la una para almorzar en un restaurante barato.
Después se dirigía a su morada para no abandonarla hasta el día siguiente.
El café era la ocasión de aproximarse a los demás, de hacer amigos, intercambiar ideas y discutir sobre libros, autores y temas del momento; fuera de él apenas tenía amigos. Mi encuentro con Carrillo tuvo lugar en 1976 a través de su alumno y colega Rubén Sierra Mejía.
Se acercaba a los setenta años y todavía ofrecía un curso en la Universidad Nacional.
Por aquella época había afincado sus cuarteles en la cafetería del Hotel Continental de la avenida ...






Related documents