El último encuentro Report as inadecuate




El último encuentro - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.





Tipo de documento: Artículo - Article

Información adicional: Desde el Jardín de Freud se reserva los derechos de reproducción y publicación de la obra en cualquier medio impreso y-o digital que permita el acceso público a la misma.   Excepto que se establezca de otra forma, el contenido de esta revista cuenta con una licencia Creative Commons -reconocimiento, no comercial y sin obras derivadasâ- Colombia 2.5, que puede consultarse en http:-creativecommons.org-licenses-by-nc-nd-2.5-co-





Source: http://www.bdigital.unal.edu.co


Teaser



El último encuentro p or : Yol anda Lópe z Día z* Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá. Sándor Márai.
El último encuentro.
Barcelona: Salamandra, 2005. 207 páginas. C asi como dos sombras, en la semioscuridad de una única noche, dos hombres, viejos ya, cumplen una cita, a la que cada uno siempre supo, alguna vez habría de concurrir. En las viejas y clausuradas salas de la solitaria mansión, otrora acogedor hogar para el amigo que regresa, los objetos, los detalles atados a recuerdos, bajo las miradas del visitante y del solitario amo del castillo, recobran vida.
Poco a poco la bruma del aparente olvido empieza a disolverse.
Viejos encuentros evoca el escenario, pero íntimamente cada uno sabe que el de hoy será irrepetible. Seguro de que Konrad regresaría, el general esperó cuarenta y un años, contados día a día.
Desde el momento en que él partió, una oculta e incandescente pasión por toda la verdad le dio el aliento para seguir viviendo.
Antes del fin, necesitaba escuchar aquello que la trama armada con sus recuerdos no alcanzaba a revelar. Aunque rehizo los hechos, juntó trozos de conversaciones con miradas, con voces, objetos y escenarios, para pesquisar en las huellas de lo vivido una explicación que le permitiera comprender lo incomprensible, solo alcanzó la íntima certeza de que los hechos conocidos no alcanzaban a decir la verdad toda, y que solo Konrad podía pronun* e-mail: ylopezd@unal.edu.co 0 6 - 0 6 - 2 0 0 8 .
f e c h a d e a c e p t a c i ó n : 11 - 0 7- 2 0 0 8 . Desde el Jardín de Freud [n.° 8 , Bogotá, 2008 ] issn: 1657-3986, pp.
439- 440. ciarla.
Hoy que por fin había regresado, estaba dispuesto a arrancársela. Los recuerdos se agolpan en la cabeza del General. Las voces desvanecidas en su interior por la larga espera, reviven como reescribiendo la historia.
La certidumbre de la voz paterna resuena con la fuerza de antes: “él es distinto”. Al comienzo no comprendió bien esas palabras.
Hoy ya sab...





Related documents