Para vencer por Leopoldo LonghiReport as inadecuate




Para vencer por Leopoldo Longhi - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Author: Giusti

Source: http://www.biblioteca.org.ar/


Teaser



Roberto F.
Giusti Para vencer por Leopoldo Longhi Diversas sensibilidades han de darle naturalmente a un drama de esta índole, nebuloso e impreciso, interpretaciones diversas.
Por consiguiente séanos permitido rememorar aquí el argumento del drama a través de nuestras impresiones personales, glosándolo con nuestro especial modo de sentir.
Si no siempre hemos de lograr que coincida nuestra interpretación con las ideas del autor, convéngase sin embargo, en que la culpa no será toda nuestra. Entre Raimundo y Elisa, casados desde hace algunos años, existe un desacuerdo espiritual, que va ahondando entre ellos, con el transcurso del tiempo, un abismo infranqueable.
Raimundo, escritor, persigue su ideal: la gloria.
Elisa, joven y hermosa, también acaricia su ideal.
Ella quiere amar y ser amada.
Y siente que no lo es.
¿Lo siente? Por cierto.
Estos son sentimientos de los que más que un claro, un nítido concepto, sólo tiénese una vaga intuición.
Su esposo no puede amarla, no: otras preocupaciones lo absorben.
Él no puede dedicarle a ella, pequeña cosa frente a la inmensidad de sus aspiraciones, aquel cuidado que éstas le roban.
Es -no lo negamos- una lucha de sentimientos tan sutil, que permanece oculta a la penetración vulgar; una oposición quizás incomprensible para los más, por su misma rareza; pero cuya posibilidad no puede rotundamente negarse.
¿No es admisible que –––––––– 59 –––––––– en un espíritu superior se excluyan el amor a la gloria y el amor a la mujer; que uno de los dos deba necesariamente ser dejado en segundo plano, para que pueda el otro triunfar? Y lo que Elisa no halla en su esposo, es decir, una correspondencia a su insatisfecho deseo de amor, lo encuentra en el poeta Leonardo, íntimo amigo de Raimundo.
Elisa y Leonardo llegan fatalmente a amarse; pero aún logra contenerlos el sentimiento de sus respectivos deberes.
Ella todavía ha tenido energías suficientes para suplicarle que parta, q...






Related documents