Las nieves eternasReport as inadecuate




Las nieves eternas - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Author: Lillo

Source: http://www.biblioteca.org.ar/


Teaser



Las nieves eternas Baldomero Lillo Sus recuerdos anteriores eran muy vagos.
Blanca plumilla de nieve, revoloteó un día por encima de los enhiestos picachos y los helados ventisqueros, hasta que azotada por una ráfaga quedóse adherida a la arista de una roca, donde el frío horrible la solidificó súbitamente.
Allí aprisionada, pasó muchas e interminables horas.
Su forzada inmovilidad aburríala extraordinariamente.
El paso de las nubes y el vuelo de las águilas Ilenábanla de envidia, y cuando el sol conseguía romper la masa de vapores que envolvía la montaña, ella implorábale con temblorosa vocecita: — ¡Oh, padre sol, arráncame de esta prisión! iDevuélveme la libertad! Y tanto clamó, que el sol, complacido, Ia tocó una mañana con uno de sus rayos al contacto del cual vibraron sus moléculas, y penetrada de un calor dulcísimo perdió su rigidez e inmovilidad, y como una diminuta esfera de diamante, rodó por la pendiente hasta un pequeño arroyuelo, cuyas aguas turbias la envolvieron y arrastraron en su caída vertiginosa por los flancos de la montaña.
Rodó así de cascada en cascada, cayendo siempre, hasta que, de pronto, el arroyo, hundiéndose en una grieta, se detuvo brusca y repentinamente.
Aquella etapa fue larguísima.
Sumida en una obscuridad profunda, se deslizaba por el seno de la montaña como a través de un filtro gigantesco. Por fin, y cuando ya se creía sepultada en las tinieblas para siempre, surgió una mañana en la bóveda de una gruta.
Llena de gozo se escurrió a lo largo de una estalactita, y suspendida en su extremidad contempló por un instante el sitio en que se encontraba. Aquella gruta abierta en la roca viva, era de una maravillosa hermosura.
Una claridad extraña y fantástica la iluminaba, dando a sus muros tonalidades de pórfido y alabastro: junto a la entrada veíase una pequeña fuente rebosante de agua cristalina. Aunque todo lo que allí había le pareció deliciosamente bello, nada encontró que pudiera...






Related documents