Las fazañas de Hidalgo,Report as inadecuate




Las fazañas de Hidalgo, - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Author: Fernández de San Salvador

Source: http://www.biblioteca.org.ar/


Teaser



Las fazañas de Hidalgo, Quixote de nuevo cuño, facedor de tuertos, etc. Agustín Pomposo Fernández de San Salvador PERSONAJES CORONEL CHEPE MICHILJUIYAS PANCHA LA JOROBADITA EL GOBERNADOR DE NATURALES EL JUSTICIA DEL PUEBLO Fazaña primera entre el coronel Chepe Michiljuiyas, Pancha la Jorobadita, el gobernador de Naturales, el justicia del pueblo CHEPE: Hola, mujer, ven a tener el estribo para bajar de la mula, que vengo cansado; y desde ora has de hablar de señoría a tu marido.
¿Sabes quién soy?, el señor coronel don José Michiljuiyas. PANCHA: ¡Jesús, mi vida, y qué breve has subido!.
Bien me decías que en dos por tres sería cuanto quisieras. CHEPE: Ora sabrás que mañana seré selencia, pos sigún voy con lo garboso del selentísimo señor Hidalgo, puedo acostarme ora coronel y amanecer mañana general. PANCHA: ¿Qué, mi vida, cardenal? Yo me vuelvo loca de gusto: ya me habían dicho que señor Hidalgo ha de hacer obispos; pero el perro del sacristán decía que encorosados, y encuernados. CHEPE: Ya pagará ése sus habladurías: general de ejército, te digo: ora sabrás lo breve que de soldado raso sube uno a general sirviendo al selentísimo. PANCHA: Mi alma, mi coronelito, ven, mi vida, ya tengo el estribo: toma este abrazo, y cuéntame ¿cómo en cinco días has sido tan afortunado? CHEPE: Pos toma ese peso, y el muchacho que lo traiga todo de aguardiente: quiero convidarte. PANCHA: ¡Caramba y cómo suena tu bolsa! ¿Dizque partábamos, tatita? Corre, muchacho, lleva el cántaro nuevo y avísale al tendero que ya tu padre es señor coronel. CHEPE: Esto es nada: sólo traigo cincuenta pesos; pero luego que cojamos a México, mil talegas de doblones de oro me han prometido mis jefes PANCHA: ¡Cachafo! ¿Conque no hay duda, mi vidita, mi lucero del alba? ¿Conque yo soy su sía? CHEPE: ¿Pos qué duda? Y serás selentísima; pero guarda secreto, porque has de saber que ya no semos pobres: bendito sea el selentísimo Allende que me llevó co...






Related documents