Mucho cuentoReport as inadecuate




Mucho cuento - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Author: Duran

Source: http://www.biblioteca.org.ar/


Teaser



Mucho cuento Teresa Duran A veces sabemos qué quiere decir una palabra sin haber tenido que consultar jamás un diccionario.
La palabra «cuento» es una de ellas.
Y guárdense ustedes de mirarla en el diccionario, pues los académicos no andan muy seguros con ella.
O al menos no tan seguros como con la palabra «hipocondríaco», pongo por ejemplo.
A pesar -o quizá por ello- de que el cuento existió mucho antes de que existieran los académicos.
Con tantos años de andanzas, a la palabra «cuento» se le ha quedado estrecho el vestido.
Su perímetro ha ido acogiendo más y más acepciones, y así metemos en un mismo vocablo los más heterogéneos conceptos: narraciones cortas como las de Cortázar, libros ilustrados que nada tienen que ver con la tradición, apólogos, fábulas, chanzas, chascarrillos, leyendas, mitos, paparruchas, vidas y tareas equívocas, mentiras, etc. Todas estas acepciones son designadas, popularmente, bajo el mismo nombre.
Y ya tenemos el lío armado. Diga usted en voz alta ante un delegado de hacienda que «vive del cuento» y será tratado de «aberración fiscal» (sic).
Exclame usted como León Felipe «que no quiere oír más cuentos» y todo el mundo entenderá que está usted refiriéndose a la política. Compre usted la enciclopedia ilustrada con la que este pertinaz vendedor le aturulla todos los días, y después comente a sus vecinos «lo bien que están hoy los cuentos para niños» y verá como ellos replican sin duda, «que sí, que a sus hijos también les gustan mucho los dibujos animados».
Y, si es usted aficionada a la estadística, busque en el ¡Hola! cuántas «bodas de cuento de hadas» se producen en un año y ofrezca el record al Guiness, le darán lo bastante como para pagarse unas vacaciones en Disneylandia. Y mientras tanto ¿qué pasa con el cuento-cuento? Pues que se nos muere de inanición.
Quizá el léxico se nos ha quedado pobre.
En lenguas como la germánica o la inglesa resulta más fácil identificar ...






Related documents