MIL Y UN FANTASMAS (Segunda Parte)Report as inadecuate




MIL Y UN FANTASMAS (Segunda Parte) - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Author: Dumas

Source: http://www.biblioteca.org.ar/


Teaser



MIL Y UN FANTASMAS (Segunda Parte) Alejandro Dumas UNA COMIDA EN CASA DE ROSSINI I Salía yo para Italia, en 1840, por tercera o cuarta vez, y entre otros encargos, llevaba el de ofrecer, en nombre de mi buen amigo Dennié, un velo de encajes a la señora Rossini que residía en Bolonia con el ilustre compositor al que El Conde Ory y Guillermo Tell han dado cartas de naturalización francesa. No sé si después de mí quedará algo de mí; pero en todo.
caso y por lo que pudiera ser, he tomado la piadosa costumbre, olvidando a mis enemigos, de enlazar el nombre de mis amigos no sólo con mi vida intima sino también con mi vida literaria.
Así, a medida que avanzo hacia el-porvenir, arrastro conmigo todo lo que ha tomado parte en mi pasado, todo lo que se ha mezclado con mi presente, como un río que n4 contento con reflejar las flores, los bosques, las casas de sus riberas, se llevara al Océano la imagen de esas casas, de esos bosques, de esas.
flores. Con esto nunca estoy solo si tengo sobre mi mesa una obra mía.
Abro entonces el libro-, cada página recuerda un día transcurrido, y ese día renace al instante, del alba al crepúsculo, animado por las emociones mismas que le llenaron, poblado de los mismos personajes que le atravesaron.
¿Dónde me encontraba yo aquel día? ¿A qué lugar del mundo iba a buscar una distracción, a pedir un recuerdo, a coger una esperanza, botón que se marchita a menudo antes de abrirse, flor que se deshoja a veces antes de desarrollarse? ¿Visitaba Alemania; Italia, Africa, Inglaterra o Grecia? ¿Subía el Rhin, rezaba en el Coliseo, cazaba en la Sierra, atravesaba el desierto, meditaba en Westminster, grababa mi nombre sobre la tumba de Arquímedes o sobre la roca de las Termópilas? ¿Qué mano estrechó la mía ese día? ¿La de un rey sentado en el trono o la de un pastor guardando su rebaño? ¿Qué príncipe me llamó su amigo? ¿Qué mendigo me apellidó su hermano? ¿Con quién partí mi bolsillo por la mañana? ¿C...





Related documents