Alessandro Baricco; alta costura literariaReport as inadecuate




Alessandro Baricco; alta costura literaria - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Author: Franz

Source: http://www.biblioteca.org.ar/


Teaser



Alessandro Baricco: alta costura literaria Carlos Franz Con un trozo de seda se puede seducir a una mujer; o estrangular a un hombre. Seda, de Alessandro Baricco es suave y tensa como su título.
La acción ocurre en la séptima década del siglo XIX: «Flaubert estaba escribiendo Salammbô, la luz eléctrica era todavía una hipótesis».
Su protagonista es Hervé Joncour, un francés del midi cuya profesión «traslucía un vago aire femenino»: es traficante de huevos de gusano de seda. Después que una peste infecta los huevos europeos Hervé viaja a medio oriente en su búsqueda, y luego hasta Japón.
Viaja por tierra.
En el imperio del sol naciente, que recién se abría a extranjeros, nuestro traficante de huevos conoce -tan poco que quizá sería más propio decir que «intuye»- a una muchacha.
Sólo se miran; jamás se hablan. Apenas posan los labios en el mismo borde de la misma taza.
Lo más lejos que llegará Hervé es a hacerle el amor a una «delegada» que la misteriosa amante sin nombre le envía.
Sin embargo, esto bastará para que el traficante vuelva a cruzar medio mundo cuatro veces, cada vez menos por los huevos y más por la muchacha cuyos ojos «no tienen sesgo oriental».
Para remate nuestro héroe, como buen viajante de comercio, tiene una mujer esperándolo en Lavilledieu: la dulce, suave, y no menos silenciosa, Hélène.
Del otro lado, en el Japón consumido por la guerra civil, hay un marido poderoso, el dueño de los huevos, el impasible Hara Kei.
Con tamaños obstáculos, el lector nunca tiene ocasión de sospechar que este amor platónico y transhemisférico -en tiempos cuando la vuelta al mundo más rápida y fantástica duraba al menos «80 días»será fácil.
Hasta que conocemos a una prostituta japonesa, en Nîmes, que traduce cartas. A Alessandro Baricco lo perjudica la moda de las letras italianas.
Seda fue aplaudido a rabiar en las pasarelas editoriales de Milán la temporada recién pasada.
De inmediato, su estilo fue anun...






Related documents