Albert Samain, Juan Ramón Jiménez y Antonio MachadoReport as inadecuate




Albert Samain, Juan Ramón Jiménez y Antonio Machado - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Author: Cardwell

Source: http://www.biblioteca.org.ar/


Teaser



Albert Samain, Juan Ramón Jiménez y Antonio Machado J R J decía que no se debería hablar de -generaciones- ni, casi, de movimientos literarios, poniendo como ejemplo el caso del modernismo y sus interpretaciones.
Al considerar las afinidades entre Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez y Albert Samain, quisiera empezar por puntualizar los límites cronológicos.
Si algunos críticos incluyen a JRJ en el grupo de los -noventayochistas-, otros insisten en que hay que ponerle al margen. En general, se le estudia después de Unamuno, bastante mayor en cuanto a la edad, y Antonio Machado, quien también le lleva seis años.
En cuanto a la creación poética, estos límites temporales no parecen tener mucho sentido: el primer poema en prosa de Juan Ramón se publica en 1896; su primer libro de poesías, Ninfeas, en 1900.
Soledades, de Antonio Machado, escrito entre 1899 y 1902, ve la luz del día en 1903, y Poesías de Unamuno, en 1907.
Los dos poetas de la generación cronológicamente anterior tienen presente la obra del joven Juan Ramón cuando publican la suya.
Hay versos y actitudes en Rimas y Arias tristes que parecen haber dejado huellas en Machado (los diálogos con el alma y con el paisaje, las flores secas del corazón, la tristeza de recuerdos en el aire tranquilo del jardín). En cuanto a las lecturas, es lícito suponer que la obra de los poetas simbolistas-decadentistas les llega casi al mismo tiempo.
Es la circunstancia biográfica lo que más cuenta en este caso: el contacto directo con París de Antonio Machado en 1899; la estancia prolongada de Juan Ramón en Francia en 1901.
Importante parece la amistad que surge entre los dos, como lo atestiguan las frecuentes visitas de Machado a Juan Ramón en el sanatorio del Rosario en 1902 y los poemas que se dedican mutuamente (Machado en -Elogios-; Juan Ramón en Laberinto, con unos últimos versos que sugieren un lazo muy íntimo: -Antonio, ¿sientes esta tarde ardiente - mi corazón entre brisa- (1) y hace...






Related documents