El triste doncel de don Enrique el DolienteReport as inadecuate




El triste doncel de don Enrique el Doliente - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Author: Bellini

Source: http://www.biblioteca.org.ar/


Teaser



Giuseppe Bellini El triste doncel de don Enrique el Doliente Bastantes años han pasado sin que la novela de Mariano José de Larra, El Doncel del Don Enrique el Doliente, llamara la atención de los críticos. La mayoría se contentaba con afirmar, o repetir, que era la mejor novela del Romanticismo, sin detenerse demasiado en su examen.
Hasta que recientemente José Luis Varela ha vuelto a estudiar y editar el texto, afirmando decididamente, en su «Introducción», que «Anacronismos, errores y deficiencias de información, además de algún que otro desmayo narrativo -sobre todo en el arranque de El Doncel- son incapaces de atenuar la admiración que suscita en nosotros esta larga novela, que contiene muchas páginas escritas con auténtico estro y aun deliberado garbo cervantino, y, por añadidura, redactada a los veinticuatro años en un tiempo inverosímilmente corto»1. No es mi intención entrar en polémica con nadie, sino que las afirmaciones anteriormente citadas me han determinado a una nueva lectura de la novela de Larra, hacia el cual, como escritor de artículos de costumbre, va toda mi admiración.
Esto quiere decir ya que mantengo decididas reservas en torno al resto de su obra literaria.
Y en efecto, vista en su conjunto, la producción creativa de Larra sigue pareciéndome contrastante en cuanto al nivel artístico.
Poeta, dramaturgo, novelista, periodista, indudablemente su permanencia como escritor se funda exclusivamente, me atrevo a decir, en sus artículos. Como poeta Larra fue absolutamente mediocre, de valor totalmente insignificante.
Sus poemas2, pocos y de ocasión -algunos 6 epigramas, algunas odas anacreóntica, algunas letrillas, un poema de mayor extensión, en endecasílabos, al terremoto de 1829-, no expresan ningún mensaje extraordinario, no manifiestan ninguna sensibilidad especial, no alcanzan ningún valor estético particular.
Cuando más, se nos presentan pasables, corrientes como versificación, en general empalagosos p...






Related documents