Aspectos del Olvido en la poesía de QuevedoReport as inadecuate




Aspectos del Olvido en la poesía de Quevedo - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Author: Sobejano

Source: http://www.biblioteca.org.ar/


Teaser



Gonzalo Sobejano Aspectos del Olvido en la poesía de Quevedo University of Pennsylvania La poesía lírica de Quevedo exhibe con evidente intensidad un sentimiento que el poeta nombra múltiples veces: el cuidado.
En su estudio sobre «La vida del hombre en la poesía de Quevedo» Pedro Laín Entralgo reunió un copioso ejemplario de versos que enuncian el cuidado y lo explicó como el sentimiento fundamental del poeta ante la incertidumbre, la fugitividad y la inconsistencia de la vida humana.
El cuidado mantiene al extraviado peregrino y puebla su soledad; le aproxima hora a hora hacia el sepulcro, y le hace sentir la vanidad de todo lo terreno.
Vías de evasión de ese cuidado de existir serían, según Laín, la memoria, el placer, el ensueño ideal, el sueño físico, la ascesis estoica, el amor humano y, finalmente, comprobada la incapacidad o debilidad de esos medios para alcanzar duradero alivio de aquel cuidado, la fe religiosa.
Escribía Laín: «El hombre puede olvidar que vive muriendo o, sabiéndolo, trascender de la muerte por vía de lúcida creencia», y, si no interpreto mal sus explicaciones, vías de olvido serían el placer, el ensueño ideal, el sueño físico y el amor humano, y vías de trascendencia la memoria, la ascesis y, sobre todo, la fe. No dejaba de mostrar el intérprete cómo las vías de evasión por olvido eran precarias y momentáneas: extasiarse ante la naturaleza o escudarse de la muerte en la entrega erótica; absorberse en el diálogo mudo de la lectura (ensueño del espíritu); imitar a la muerte misma en el sueño biológico, o inhibirse contra el tiempo en la soñada plenitud del amor, manantial casi siempre de cuidado y soledad.
Incluso las dos vías menores de evasión por trascendencia resultaban insuficientes: la memoria, porque junta a la gloria del presente salvado la pena del pasado extinto, y la renuncia ascética, porque no consigue más que desarmar el cuidado pero no aniquilarlo.
Sólo la fe, esperanzada en...






Related documents