La mayor vitoriaReport as inadecuate




La mayor vitoria - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Author: Lope de Vega

Source: http://www.biblioteca.org.ar/


Teaser



Lope de Vega La mayor vitoria PERSONAS ELENA. FLORA. CASANDRA. FABIA. OCTAVIO. FABIO. POMPEYO. OTÓN. ALBERTO. LIVIO. FINEO. RODULFO. FABRICIO. [LIDORO.] [LEONELO.] [PERSIO.] Tres criadas. Jornada I Salen ELENA, FLORA y CASANDRA. ELENAYo nunca supe de amor. FLORASus leyes tengo por vanas. CASANDRADe suerte que en tres hermanas vino a dar en la menor. ELENADeben de fundarse en ti.5 CASANDRAYo no he tenido por dicha amor, puesto que lo soy, antes la culpa le doy deste amor a mi desdicha. Con solo sentir ausencia10 retirada en esta quinta, si bien tan poco distinta de la ciudad de Florencia. ELENALos celos de nuestro padre, Casandra, dan ocasión15 a su cuidado, en razón justa de faltarnos madre. Entró en Florencia el famoso Otón, a quien nombre dan de emperador alemán;20 su ejército vitorioso se aloja por la Toscana; sus gallardos capitanes en Florencia más galanes que de guerra y pienso, hermana,25 que el retirarnos acá es asegurar su honor. CASANDRAMal lo pasará mi amor, si a Otavio detiene allá. FLORABien puede venir Otavio30 a verte, pues está ausente nuestro padre. CASANDRASi la gente de Otón no hace a nadie agravio, si viene como señor, aunque con soldados viene,35 si nombre de dueño tiene, y no de conquistador, ¿qué teme Pompeyo? (Salen FINEO y FABIA, criados.) FINEO¿Puedo llegar? FLORASeguro podrás. FINEOLa licencia que me das,40 Fabia me ha quitado el miedo. FABIAEres tú muy temeroso. FINEOSeñoras, el cielo os guarde. CASANDRAFineo. FINEO¿Podrá un cobarde ser para hablar animoso?45 CASANDRASeguro estás, llega. FINEOLlego. CASANDRA¿Tráesme papel? FINEOPapel vivo, a Otavio. (Entra OTAVIO.) OTAVIOMejor te escribo mi amor, mi pena, mi fuego con la lengua, aunque turbada,50 que con la pluma. CASANDRAAquí están mis hermanas. OTAVIONo tendrán mi voluntad por culpada. Que puesto que son estrellas, bien puede haberme cegado55 el sol, pues no he reparado, hermosa señora, en ellas. A las dos pido perdón, y como ...






Related documents