MEMORIAS DE UNA HORCAReport as inadecuate




MEMORIAS DE UNA HORCA - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Author: EÇA de QUEIROZ

Source: http://www.biblioteca.org.ar/


Teaser



JOSÉ MARÍA EÇA DE QUEIROZ MEMORIAS DE UNA HORCA 2006 - Reservados todos los derechos Permitido el uso sin fines comerciales JOSÉ MARÍA EÇA DE QUEIROZ MEMORIAS DE UNA HORCA De un modo sobrenatural llegó a mí la noticia de la existencia de este papel, donde una pobre horca podrida y negra relataba algunas cosas de su historia.
Esta horca procuraba escribir sus trágicas Memorias.
Debían ser profundos testimonios sobre la vida.
Como árbol, nadie conocía tan bien el misterio de la Naturaleza; como horca, nadie conocía mejor al hombre.
Nadie puede ser tan espontáneo y genuino como el hombre que se retuerce al extremo de una cuerda, ¡a no ser ese otro que se le sube a los hombros! Por desgracia, la pobre horca se pudrió y murió. Entre los apuntes que dejó, los menos completos son estos que transcribo, resumen de sus dolores, vaga apariencia de gritos instintivos.
¡Si ella hubiera podido escribir su vida compleja, llena de sangre y de tristezas! Es hora de que sepamos, por fin, cual es la opinión que la vasta Naturaleza, montes, árboles y aguas, tiene del hombre imperceptible.
Tal vez este sentimiento me lleve algún día a publicar papeles que guardo avaramente y que son las Memorias de un átomo y las Notas de viaje de una raíz de ciprés. Así discurre el fragmento que copio y que es, tan sólo, el prólogo de las Memorias: «Pertenezco a una antigua estirpe de robles, raza austera y fuerte, que ya en la antigüedad dejaba caer de sus ramas pensamientos para Platón.
Era una familia hospitalaria e histórica: ella había dado vida a navíos para la ruta tenebrosa de las Indias, lanzas para los alucinados de las Cruzadas y vigas para los techos sencillos y aromáticos que cobijaron a Savonarola, Spinoza y Lutero.
Mi padre, olvidando las altas tradiciones sonoras y su linaje vegetal, tuvo una vida inerte y profana.
No respetaba las morales antiguas, ni la ideal tradición religiosa, ni los deberes de la Historia.
Era un árbol materialista. Lo...






Related documents