El falso IncaReport as inadecuate




El falso Inca - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



Author: Payró

Source: http://www.biblioteca.org.ar/


Teaser



Roberto J.
Payró El falso Inca 2006 - Reservados todos los derechos Permitido el uso sin fines comerciales Roberto J.
Payró El falso Inca Buenos Aires, 1904-1905. Señor Carlos Correa Luna. Mi querido Carlos: A tu buena y vieja amistad, que sabrá apreciar el corto presente, dedico estas cuartillas que no son de historia ni de novela, aunque de ambas tengan lo bastante para no ser ni fruto solamente de la fantasía, ni árida reproducción de antiguos hechos.
Diremos que es una crónica, escrita por un repórter que suele olvidarse de la actualidad para averiguar el pasado. Bohórquez va, pues, a ti y al público, sin pretensión mayor, por muy charlatán que sea.
¡Y el cielo te libre y libre a los lectores de tantos de su calaña como andan por estos mundos, prole distinguida y nunca bastante ponderada del insigne andaluz! Afectuosamente Roberto J.
Payró I FORASTEROS EN EL VALLE Dos viajeros, un hombre y una mujer, indígenas a juzgar por su aspecto y traje, cruzaban al caer la tarde de un tibio día de mayo de 1656, el amplio valle de Catamarca: el sol iba a ponerse tras del Ambato, los viajeros parecían rendidos por una larga jornada, y cerca no se veía habitación alguna. -Aquí podíamos quedarnos -dijo el hombre en castellano, señalando un alto paaj puca (quebracho colorado), que sobresalía en un bosquecillo de algarrobos, vinales y mistoles, entretejidos de enredaderas. -Como te parezca -contestó la mujer, que tenía marcado acento quichua, así como andaluz su compañero. Depositó bajo el árbol las alforjas de lana de colores que llevaba, y haciendo en seguida un montón de ramillas y hojarasca, batió el eslabón e hizo fuego, en la creciente obscuridad de la noche que caía.
Bajó luego hacia el Río Grande, que corría a pocos pasos, llevando en la mano un ancho tazón de barro cocido, y volvió con él lleno de agua, preparándose a cocer el maíz que, con un poco de grasa, ají y sal como condimento, constituiría su frugal comida...






Related documents