El ídolo rojo - LiteraturaReport as inadecuate




El ídolo rojo - Literatura - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

Autor: London, Jack

Tutores: Valera, Fernando (trad.)

Lugar: Valencia: Prometeo

Fecha de publicación: 19??

Área: Literatura

Notas: Fondo Carmen Bravo-Villasante





Author: London, Jack

Source: https://repositorio.uam.es


Teaser



OBRAS DE JACK LONDON LIBRIS DELjAUTOR OBRAS DE JACK LONDON PUBLICADAS ANTES DE ADÁN. LA LLAMADA DE LA SELVA. AVENTURA. LA PESTE ESCARLATA. LA EXPEDICIÓN DEL PIRATA. JERRY EL DE LAS ISLAS. TRES CORAZONES. CUENTOS DE LOS MARES DEL SUR. VALOR HOLANDÉS. EL LOBO DE MAR. MIGUEL, HERMANO DE JERRY. AURORA ESPLÉNDIDA. LA DAMITA DE LA CASA GRANDE. EN PREPARACIÓN EL VAGABUNDO DE LAS ESTRELLAS. EL MOTÍN DEL «ELSINOR». POR LOS CAMINOS. Y las demás novelas de este autor. PROMETEO Germanfas, 33.—VALENCIA (Published in Snain) JACK LONDON ÍDOLO ROJO TRADUCCIÓN DE FERNANDO VALERA PROMETEO Germanías, 33.-VALENCIA (Published in Spain) DERECHOS EXCLUSIVOS DB TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL. EL ÍDOLO ROJO H ELO allí! Era un estallido sonoro que, de súbito, agitó por el espacio sus alas.
Contando, con el reloj á la vista, la duración de la nota sostenida, Bassett recordaba la trompeta del arcángel apocalíptico.
Las murallas de una ciudad se habrían desplomado pulverizadas ante aquel amontonamiento de vastas ó impulsoras sonoridades.
Por milésima vez intentó analizar las cualidades tónicas de aquel alarido enorme que se cernía sobre la tierra toda, hasta las fortalezas interiores de las tribus circunvecinas.
La garganta montaraz de donde surgía diríase que vibraba con la marea creciente hasta desbordarse en impetuosas corrientes sonoras por tierra, cielo y aire.
Con la fantasía arrebatada y sin freno de un enfermo, creía escuchar el grito poderoso de algún titán de ancestrales 6 JA CK LONDON tiempos rugiendo bajo la pesadumbre de su miseria ó de su ira.
Y la voz henchía el espacio por momentos, retadora, suplicante, tan voluminosa y profunda como si quisiera alcanzar á lejanos oídos, allende las fronteras del sistema solar.
Y percibíase en la entraña de aquella voz el himno de la protesta, ante el desierto sordo que no tenía oídos para escuchar y sentir sus clamores. «Así es la fantasía de los enfermos.» Sin embargo, aún se esf...






Related documents