Capítulo 1. Introducción- Officium Divinum: para Flauta, Clarinete Bb, Violoncello y Piano - Departamento de Música y Danza.Report as inadecuate




Capítulo 1. Introducción- Officium Divinum: para Flauta, Clarinete Bb, Violoncello y Piano - Departamento de Música y Danza. - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

Capítulo 1. Introducción- Officium Divinum: para Flauta, Clarinete Bb, Violoncello y Piano - Departamento de Música y Danza. - Licenciatura en Música. - Escuela de Artes y Humanidades - Universidad de las Américas Puebla.

Author: Fernández Del Río, María del Carmen

Source: http://catarina.udlap.mx/


Teaser



1 CAPÍTULO I INTRODUCCIÓN Comenzando en su historia con una melodía sencilla y fácil de recordar, la música se ha ido complejizando.
Si miráramos desde lejos la historia de la música podríamos ver que a grandes rasgos, en cada uno de sus períodos, la evolución ha sido casi imperceptible, sin embargo al adentrarnos y ver más de cerca, podríamos observar que en todo momento, debido a diversos elementos, ha sufrido cambios radicales, en unos períodos más que en otros.
Uno de los elementos que ha sido el responsable de estos cambios o rompimientos es el lenguaje musical. Haciendo una analogía del lenguaje musical con los idiomas del mundo, tendríamos que en una conversación de dos personas que hablan un idioma parecido, es decir procedentes de la misma raíz, podrían llegar a entenderse fácilmente aunque no completamente.
Ni hablar de dos personas que hablen un idioma completamente distinto, con raíces remotas, ya que no podrían llegar a entenderse.
Sólo podrían entenderse plena y completamente dos personas que hablan el mismo idioma. Asimismo, habrá algún idioma con el que nos sintamos cómodos y confiados de hablar y otros con los que no, o incluso que nos atraiga el sonido o la “melodía” de algún idioma, pero puede ser que por mucho que atraiga nuestra atención no lo hablamos, y de nuevo perdemos la oportunidad de aprender nuevos idiomas. 2 Hasta cierto punto, lo mismo pasa con la música, ya que al escuchar una pieza en la que no entendemos el lenguaje que se está “hablando”, rechazamos la oportunidad de poder “hablar” y entender ese lenguaje.
Incluso pueden existir lenguajes que atraigan nuestra atención sobremanera sin embargo, ya sea por falta de interés o profesionalidad, no alcanzamos a adentrarnos en estos nuevos lenguajes y adoptamos uno que conocemos en su totalidad, donde nuestras ideas compositivas se manifiesten, pese a que no combinen con el lenguaje elegido.
Así pues, forzamos a la música a sonar en un l...






Related documents